Viva la Biodanza

Posts Tagged ‘bailarina

Martha Graham cuenta su vida en este libro. Te ríes, lloras, te emocionas, te inspiras leyendo como danzaba sin apenas comer cuando vivía en New York, hasta que un día se desmayó durante  la clase y tuvieron que buscarle urgente un gigantesco bistec.

Martha Graham se desnuda en su discurso y rozas con los ojos de la imaginación su gran pasión : la danza; y los que nunca la vimos sobre un escenario –yo soy una que lo lamenta- imaginamos como fueron naciendo cada una de sus más de 200 coreografías.

 Martha nos da una lección de búsqueda de la verdad, a través de la danza –más allá de detractores y pusilánimes. 

En este libro conocemos intimidades: cómo creaba sus coreografías, relaciones con bailarines contemporáneos,   sus mecenas y fans entusiastas; así como sus enemigos y tribulaciones en el amor.

Un libro para leer despacio, y para regalar en Sant Jordi.  Para mí Martha es una fuente de inspiración, no solo como bailarina, sino como personas que habita en este mundo cargado de los misteriosos gestos heredados de los antepasados.

No me enrollo, búscalo y lee… Disfruta…   Y si no lo encuentras te lo presto.

Martha Graham, me conmuevo ante la belleza de tus movimientos, ante tu pasión por la danza, tu búsqueda de la verdad en el cuerpo y los movimientos. Donde quiera que estés, espero llegue un rayito de paz y amor con mis palabras. ¡Gracias Martha!

Martha fue una gran bailarina y coreógrafa, iniciadora de la danza moderna o danza contemporánea –según ella misma manifiesta.  Se hizo famosa por innovar, por sus movimientos de contracción, relajación, caídas controladas y potentes imágenes visuales a través de los gestos.

He leído y releído su autobiografía, que la terminó unos dias antes de morir a los 96 años. Leer la historia de su vida, siempre me emociona, me da fuerzas para hacer y me resintoniza con la vida para un fin, para realizar una misión.

Desde el fondo de mi ser, me identifico con la Martha que buscaba la excelencia, la luchadora incansable  por liberar el arte de prejuicios, complejos y límites. Su compañía fue de las primeras en integrar bailarines de diversas razas –algo difícil en el EEUU de los años 50-60.  

En sus palabras biográficas resuena una mujer apasionada y respetuosa de la vida y del ser humano. Una mujer con una voluntad indomable y mucha disciplina; así como capacidad para disfrutar y hacer disfrutar a los demás.  Entre sus alumnos más famosos podemos citar a Madonna, Margot Fonteyn, Rudolf Nureyev y Mijaíl Barishnikov  -estos 3 últimos bailaron en su compañía.

Martha Graham no tuvo hijos, y se casó con el bailarín Erick Hawkins. Su relación fue bastante turbulenta, pues Martha reconoce que Erick envidiaba sus cualidades de bailarina y competían entre sí.  Erick en un momento de enfado incluso llamó a su esposa: “la diosa que eructaba”.

Cuando en los años 70, le diagnosticaron diverticulosis, y ya no pudo bailar, fue un duro golpe para su ego. Martha se consideraba más una bailarina que una coreógrafa. La imposibilidad de bailar, le arrancó las ganas de vivir  y con ello llegó el alcohol y mas problemas de salud.

Su última danza fue Cort of Eagles, y la bailó con 77 años.

Recuerdo de su autobiografía una frase que me marcó y dice: “la vida no es renunciar, sino avanzar”…

Y concluye el libro:  “¿Cómo empieza todo? Supongo que nunca empieza. Que solo continúa. Y uno…” 

En su autobiografía Martha menciona un canto navajo que me hace pensar en la visión de la Biodanza ante el mundo y que dice…   “La belleza está ante mí, la belleza está a mi derecha, la belleza está a mi izquierda. Camino por la belleza, soy hermoso”

Para conocer más de la Gran Martha en edad madura, mira esto:


Escribe aquí tu dirección de correo electrónico y te mando lo nuevo que publique...

Únete a otros 147 seguidores

Puedes leer aquí:

Archivos

Conversando en twitter

Tu donación puede cambiar vidas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 147 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: