Viva la Biodanza

En estos tiempos en que la gente olvida dar las gracias a los que anduvieron antes que ellos.

En estos tiempos en que la gente niega la herencia de sus maestros.

En estos tiempos donde nos inyectan en sangre que debemos competir los unos con los otros.

En estos tiempos donde nos invitan a ser guerreros, cuando en realidad somos hermanos.

En estos tiempos de incertidumbre, mientras muchos siembran aspectos que empequeñecen la condición humana, despertar una mañana y ver en tu bandeja de entrada un email con una invitación que te devuelve la confianza en el ser humano, es un regalo colosal.

Os comparto una propuesta para biodanzar con una genuina facilitadora de Biodanza, Neus, cuyo invitación es un regalo para aprovechar al máximo. Basta un gesto, o una mirada de Neus, para conectar con el Amor, en mayúsculas.

TALLER MONOGRÁFICO DE BIODANZA

¡Dancemos la luz!

luz

 

“No hay que apagar la luz del otro para conseguir que brille la nuestra”

Mahatma Gandhi

Este taller de Biodanza está inspirado en esta famosa frase de Gandhi. Danzaremos la luz: nuestra propia luz, la de los otros y también la luz del mundo y del universo.  Lo pasaremos bien para que la sonrisa nos ilumine el rostro…

¿Quieres brillar? ¿Quieres estar radiante?

¡Ven a danzar la luz con la Biodanza!

 

  • Sábado 7 de febrero, de 10.30 a 12.30h.

  • MAILUNA C/ Valldonzella 48 (El Raval, Barcelona)

  •  Precio: 15€ 

Tengo 35 años y cada día voy tomando decisiones que sé condicionarán de forma significativa mi futuro.

Mi manera de acercarme a algunas preguntas existenciales como por ejemplo: ¿qué me interesa disfrutar? ¿qué es valioso para mi y me aporta suficiente como para entregarle mi tiempo? ¿cómo  gano más dinero? ¿dónde quiero vivir? ¿con quiénes quiero vivir? ¿cómo vivir con mayor plenitud?, forman una ecuación que re-planteo a menudo. Una ecuación cuyo resultado es desconocido y cuyas variables se mueven de sitio y adoptan diversos valores.

Ahora mismo estoy viviendo en un entorno nuevo dónde he tenido que formularme estas preguntas y se me hizo difícil tomar decisiones, a pesar de todos los recursos qué sé existen. Y es que ninguno me parecía lo suficientemente fiable como para abrazarlo al 100% y confiar en el resultado.choices-decisiones

¿Cómo tomo decisiones?

Pues de muchas maneras. Lo más importante para mi es crear un espacio de silencio que me permita entrar en contacto con mis emociones. Sí, me declaro una criatura vulnerable y emotiva. Lo que no supera el filtro de la emoción, muere.  

Os cuento un poco de alguno de los recursos que utilizo para tomar decisiones. 

Lista de pros v.s. contras

Adoro las listas. Me siento con papel y lápiz y hago cuadrantes con todas las posibles opciones. Luego a cada opción agrego lo que tiene de bueno (pros) y lo que tiene de malo (contras). Gana, por supuesto la lista con pros más larga. Es una forma muy racional de tomar decisiones y a veces no funciona si las dos cosas que comparo son igualmente buenas; pero está bien como una herramienta más.

La red afectiva

Nada se compara con la red afectiva de amigos y familia y su apoyo a la hora de tomar decisiones importantes. No os puedo contar la intensidad de algunas confesiones que he hecho ante almas amigas, al calor de un té. El hilo de la confianza va tirando de mis palabras, el conversar, el compartir y el consejo de personas cercanas a mi corazón me ayudan muchísimo a tomar decisiones y ver/expresar con claridad lo que realmente deseo.

Biodanza

La más diáfana herramienta.  Al menos en mi experiencia, recuerdo terminar las sesiones de Biodanza con una visión tan clara del mundo. Era como si el mecanismo de las relaciones entre las cosas me revelara sus secretos. Todo se convertía en accesible, amigable, transparente, confiable y fácil de mover gracias a los ecos de la Biodanza y las vivencias. Este estado “especial” no se manifiesta solo con una sesión de Biodanza, generalmente requiere muchas horas haciendo Biodanza.

Yoga

Un aliado fiel. Si consigues fluir mientras construyes las asanas o posturas con el movimiento de tu cuerpo, con la respiración y con la mente 100% presente, de momento vienen -no sé de dónde- unos flash/insights que apuntan directo al futuro. La intensidad de la revelación, en mi caso, depende de cuánto me entregue a la práctica de Yoga y la intención que declaro antes de empezar a moverme. Espectacular confluencia de “cosas” que no puedo explicar.

Meditación

Apenas la empiezo a explorar. Como el Yoga, es una herramienta para refinar de por vida y que no requiere de los otros, como es el caso de la Biodanza. Durante la meditación todo está en aparente paz, vienen los pensamientos y los dejo ir como nubes que el viento arrastra. Generalmente uso un mantra (Om /Aum, So Ham …). Me siento cómoda en un rincón tranquilo y solitario, al aire libre, frente al mar (en estos días). Y luego de la meditación se crea como un vacío sereno, que me ayuda a decidir y despojarme de miedos.

Coaching

Mi tarea pendiente. Me encantaría tener la oportunidad de vivir un proceso de coaching para tomar decisiones. Tengo los testimonios de personas que lo han usado para solucionar y evolucionar en temas de relaciones de pareja, profesionales, nutrición y según ellos el coaching con sus herramientas les funciona. La cuestión más importante en este caso es cómo encontrar el coach adecuado. ¿Alguna recomendación?

El aparente azar

No sé si el azar puro existe, tengo dudas y prefiero llamarlo aparente azar. A veces, antes de tomar decisiones, conviene limpiar energéticamente un espacio. Llenarlo de símbolos que te dan fuerza, que te anclan en tu potencial ilimitado y que te conectan con tu Yo superior. Luego conviene invocar a Dios -tu Dios, Dioses o Diosas, entes, llámalos como quieras- y justo entonces, tirar una moneda o elegir entre papelitos cerrados y marcados con un SÍ/NO  o quizás elegir cartas. ¿El resultado es puro azar? ¿El resultado es válido? No lo sé, son opciones y alguna que otra vez también uso esta vía.

El método de Deepak Chopra

Estoy haciendo un curso online de meditación durante 21 días con Deepak Chopra. Y en relación a la toma de decisiones Chopra, señala y cito:

A través de las decisiones que tomamos, más cosas buenas  fluyen hacia nuestra vida.

Cuando tomas una decisión —cualquiera que sea— te puedes preguntar si la decisión que estás tomando te traerá felicidad, o más abundancia, tanto a ti como a todos los que te rodean. Después de hacerte esta pregunta, pon tu atención en tu corazón, y la respuesta te quedará clara.

Al practicar la toma de decisiones conscientes en esta forma, aprenderás a contemplar tus pensamientos y a tomar las decisiones que más nutrirán tu vida.

Luna Roja

Días antes de la menstruación, el mundo se convierte en un lienzo inacabado donde resaltan los colores de aquellas cosas que debo cambiar en mi vida, que debo reformular, que debo dinamizar. Confío en lo que veo durante ese período, tomo nota y luego transformo.

El dilema de la abundancia

Con tantos recursos a mano, y seguro tú también tienes los tuyos, tomar decisiones no debería ser difícil. Sin embargo, a veces resulta complicado y quizás se deba al miedo que tenemos a equivocarnos; o se debe a la pereza de intervenir y construir un giro en nuestro camino con un acto de voluntad; a veces es la inercia cotidiana -tendemos a repetirnos para ahorrar energía y preferimos transitar la conocido aunque nos haga infelices.

Y la serpiente se muerde la cola…

La decisión correcta o incorrecta solo la reconoces mirando hacia atrás, una vez transitado el camino. El presente es terreno de incertidumbre y movimiento y he decidido rendirme a esa magnífica verdad. Una verdad que me/nos permite re-crearnos con nuevas apuestas y dar pasos… Incluso el NO decidir, es una decisión, para mí la menos agradable porque es como un vampiro para mi vitalidad.

Se acerca el fin de año y es tiempo de balance y planeación. Ando buscando más recursos (consejos, libros, videos, música…) que enriquezcan mi  capacidad de tomar decisiones.

¿Qué método usas tú?  Eres libre de comentar aquí o enviarme un email a vivalabiodanza [arroba] gmail [punto] com.

¡Qué te vaya bonito!

Lo que entra por esa boquita, se incorpora de muchas maneras a nuestros diferentes cuerpos (físico, energético, emocional…). Y a veces necesitamos ayuda para saber lo que mejor se ajusta a nuestras necesidades biológicas para alimentarnos en cada momento de nuestras vidas.

De alguna forma hemos perdido nuestra inteligencia natural alimenticia: no olemos los alimentos, no sabemos masticar, comemos cuando no tenemos hambre, elegimos productos que no son saludables…

¡Urge aprender a alimentarnos, porque nuestros alimentos son nuestra medicina!

Si necesitas perder unos kilos, ganar unos kilos, mejorar tu digestión, o simplemente multiplicar tu salud y conocimientos sobre nutrición, este taller que imparte la reconocida nutricionista Marilú Mercurio es para ti:

nutrición

Síguenos en Facebook!!!

Escribe aquí tu dirección de correo electrónico y te mando lo nuevo que publique...

Únete a otros 210 seguidores

Puedes leer aquí:

Archivos

Conversando en twitter

Tu donación puede cambiar vidas

A %d blogueros les gusta esto: