Viva la Biodanza

Posts Tagged ‘arte

El 2011 se va escurriendo y en estos últimos días voy haciendo acopio de elementos que han sido significativos este año. Paso lista de propósitos nuevos, objetivos cumplidos y cambiados. Recuerdo momentos grandes y momentos grises. Y ante todo lo vivido celebro que áun puedo ver el sol, celebro que tengo hora mismo este instante para llegar a ti.

¡Qué te vaya bonito!

Piedritas en la ventana

De vez en cuando la alegría
tira piedritas contra mi ventana
quiere avisarme que está ahí esperando
pero me siento calmo
casi diría ecuánime
voy a guardar la angustia en un escondite
y luego a tenderme cara al techo
que es una posición gallarda y cómoda
para filtrar noticias y creerlas
quién sabe dónde quedan mis próximas huellas
ni cuándo mi historia va a ser computada
quién sabe qué consejos voy a inventar aún
y qué atajo hallaré para no seguirlos
está bien no jugaré al desahucio
no tatuaré el recuerdo con olvidos
mucho queda por decir y callar
y también quedan uvas para llenar la boca
está bien me doy por persuadido
que la alegría no tire más piedritas
abriré la ventana
abriré la ventana.

Mario Benedetti

Les paso información de Isabela Marín, una amiga psicóloga y terapeuta, y sobre todo de gran calidad humana. Altamente recomendable.

Música, Arte y Movimiento

Los invito a explorar el movimiento, la música y el arte como vías de conexión y expresión de nuestras sensaciones y emociones, en un espacio lúdico de encuentro. 

  • Lugar: Centre Civic la Sagrera. C/ Marti Molins 29. Metro Sagrera: Lineas 1 (roja), 5 (azul), 9 y 10
  • Horario: Jueves 12:00- 1:30
  • Fecha: Julio 7 al 28. (4 sesiones de hora y media)

Inscripciones: 21 al 30 de JunioDirectamente en el centro cívico: Tel 933511702. Horario atención: Lunes a Jueves 16:00- 20:30 y Jueves 10:00- 14:00

Precio: 15,90€

 Cualquier pregunta no dudéis en contactarme.

 Isabella Marín / 693922161 / Isabella_marin@hotmail.com

Hace poco fui al teatro con un amigo. Vimos una obra de danza contemporánea.  Durante la presentación estaba con todos mis sentidos en el escenario, mi amigo también. Al salir del espectáculo, me comentó que no se había enterado de nada.

Yo tampoco, o al menos eso creía, pero sí que podía confirmar que estaba totalmente emocionada con lo que había visto. Y solo esta emoción daba mucho valor al espectáculo, aunque no lo entendiera.  

Nuestra conversación justo a las puertas del teatro, fue escuchada por una señora, que me recordó esas señoras dulces que salen en los comerciales de Pizza Casa Tarradellas. Se llamaba Isabel, y recién se había jubilado. Era profesora de historia del arte en una  escuela privada de Madrid.

Isabel nos sonrío, y con esa confianza de vida, que tienen las personas mayores nos habló con total familiaridad. Improvisamos entre los 3, una pequeña tertulia, que duró lo suyo…

Ella nos hacía preguntas sobre lo que habíamos visto. E insistía en que todos somos críticos de arte y que todos somos permeables al arte, aunque no sepamos explicarlo, ni dar discursos al respecto. Le pedimos que nos ayudara construir un juicio crítico más sólido demlo que habíamos visto. Para ella, no era necesario, era superfluo explicar algo tan personal como la apreciación de una danza… Sin embargo, nos dió algunas pautas que las comparto.    

Para opinar sobre la danza, Isabel nos comentaba, que podíamos tomar en consideración aspectos varios e ir construyendo. Recuerdo entre sus preguntas…

  1. ¿De qué trata la coreografía?
  2. ¿Qué tipo de danza habitualmente hace la compañía que se presenta?
  3. ¿Qué hacen los artistas en escena? ¿Enseñan? ¿Cuentan una historia? ¿Crean un sentimiento? ¿Dan nuevas perspectivas de algo común?
  4. ¿Qué sentido o razón de ser tiene esta danza? ¿Inspirar? ¿Conmover? ¿Entretener? ¿Participar? ¿Explorar?
  5. ¿En qué momento de la puesta en escena te diste cuenta de por dónde iban los tiros?
  6. ¿Qué elementos visuales (adornos, ropa, cortinas..), sonoros (música, ruidos, efectos..)  acompañaban la danza? ¿Cómo influían en la misma?
  7. ¿En qué momento de la danza, sentiste que había un pico alto de tensión creativa o clímax? ¿Cómo te diste cuenta?
  8. ¿Qué símbolos culturales (máscaras, maquillaje, movimientos) utilizaban? ¿Eran de cuáles culturas?   
  9. ¿Aprendiste algo a través de este espectáculo, sobre la vida y/o el mundo que no conocías?
  10. Si tuvieras que construir una imagen, a partir de lo que has visto, ¿Cómo sería? ¿Cómo te sientes pensando en esa imagen, percepción resumen con que te has quedado?
  11. Del 1 al 10, ¿Te gusto la obra o no te gusto? ¿Por qué?

   Solo resumo algunas de las preguntas que comentamos en ese momento. Realmente hicimos una charla de casi dos horas que me llenó el corazón y la mente de libertad y seguridad para opinar.   Y saber que mi opinión, aunque no sea la de una experta, es también válida. Es mi respetable visión.

Igualmente, mientras la danza ocurre, Isabel nos comentaba que lo mejor era dejar que nuestra alma volara al escenario. Sin límites, sin juzgar, ni tratar de entender, solo sentir. Y en un acto infantil y puro dejarnos llevar por la propuesta de la compañía de danza.      

Comento esta experiencia, porque sé de algunas personas que no se acercan a un espectáculo de danza, por miedo a no entender. Otras se mantienen en una banda pequeñita de opciones, cuando hay tantos y tantos géneros, y compañías y estilos de baile para disfrutar y/o conocer.

 Esa noche me quedó claro que la danza se entiende, como muchas cosas de este mundo, también con el corazón.          

¡Que te vaya bonito!


Síguenos en Facebook!!!

Escribe aquí tu dirección de correo electrónico y te mando lo nuevo que publique...

Únete a otros 210 seguidores

Puedes leer aquí:

Archivos

Conversando en twitter

Tu donación puede cambiar vidas

A %d blogueros les gusta esto: