Viva la Biodanza

Posts Tagged ‘educación

El poder de la mente humana es el mayor poder que poseemos. Creados en la mente, los pensamientos se manifiestan en palabras y acciones que nos afectan no sólo a nosotros y a los demás, sino finalmente al mundo también. El mundo es, por tanto, un reflejo de nuestra consciencia.


Todo lo que crean los seres humanos se crea primero en la mente, a través de los pensamientos. Nuestras esperanzas, sueños, visiones, nuestras actitudes y valores, nuestra consciencia y maneras de ver el mundo, todo surge de las semillas de nuestros pensamientos. A través de nuestros pensamientos creamos nuestro destino.

Por ejemplo, los pensamientos de Edison llevaron al descubrimiento de la electricidad, que ha contribuido significativamente a mejorar el nivel de vida de todos. Los pensamientos de Gandhi llevaron a la liberación a una nación entera a través de la resistencia no-violenta. Esto proporcionó una duradera inspiración a nivel mundial para la resolución de conflictos a través de métodos pacíficos.

Los pensamientos se pueden dividir en cinco categorías:

Pensamientos necesarios, los que son útiles para la vida, tales como “he de comprar esta comida, etc.”

Pensamientos inútiles, que son improductivos, tales como soñar continuamente en ganar una lotería o volver de manera compulsiva hacia algo del pasado una y otra vez.

Pensamientos negativos, que lastiman al ser y a los demás, tales como “no me gustas”.

Pensamientos positivos, que benefician al ser y a los demás, tales como “estoy seguro de que está intentándolo lo mejor que sabe y puede”.

Pensamientos elevados, que, basados en conocimiento espiritual, refuerzan el vínculo entre nuestro ser y Dios, tales como “soy un alma pacífica”.

Si queremos cambiar, es obvio que necesitamos crear pensamientos positivos acerca de nosotros mismos y de los demás. A menudo esto es un desafío, ya que con el paso de los años, nos hemos afectado considerablemente por los pensamientos negativos de los otros, tales como nuestros padres, profesores y jefes. Sufrimos de una baja autoestima y una falta de auto-respeto que hace que nos sintamos internamente lisiados a nivel espiritual.

Necesitamos revisar y cambiar tales pensamientos, reemplazándolos con los pensamientos elevados y el poder del amor profundo que viene de conocer nuestra verdadera identidad espiritual y de conocer a Dios.

Brahma Kumaris World Spiritual University

Hace poco estuve revisando el libro Educación Biocéntrica. Un movimiento de Construcción Dialógica, escrito por Ruth Cavalcante, Cesar Wagner, Fátima Diógenes, Cristiane Arraes, Cassía Regina, todos reputados especialistas en Biodanza y comprometidos con el desarrollo humano.

Este libro me ha despertado unas ganas inmensas de explorar en profundidad la Educación Biocéntrica.

La Educación Biocéntrica es una nueva forma de aprender sobre el mundo en que vivimos, que toma como herramienta metodológica la Biodanza y todas aquellas técnicas que sean capaces de permitirnos una construcción del conocimiento desde la vida instintiva, la vida social, el afecto y la creatividad.

Inmediatamente que veo esta posibilidad integradora que ofrece la Educación Biocéntrica, el corazón se me hace un puño pensando en nuestros niños y niñas que van a las escuelas  para que los instruyan en la mediocridad, en cosas inútiles que les llena la cabeza cual cajones vacíos o con unos métodos que dejan mucho que desear; en lugar de estimularlos y enseñarles lo realmente importante: valores humanos, herramientas para el autonococimiento, el desarrollo del pensamiento lógico, inteligencia emocional, inteligencia espiritual

La Educación Biocéntrica propone un “repensar la educación, de forma que se ayude a las personas a vivir y convivir, teniendo como punto de partida el respeto a la vida y a la convivencia amorosa, y como método un enfoque reflexivo y vivencial en la práctica pedagógica, en que aprendemos por la vía cognitiva y además a través de las emociones, de los sentimientos, de las sensaciones, de la intuición”.       

Puede sonar a utopía una escuela así, pero mira a tu alrededor y valora… ¿Crees que tu hijo, tu sobrina, tu nieto/a está en el buen camino de recibir una educación para la vida?

Puedes consultar el Libro Educación Biocéntrica. Un movimiento de Construcción Dialógica, haciendo clic aquí: Ver libro

Otros textos interesantes:

Experiencias de Educación Biocéntrica en entornos comunitarios

Transformando la Escuela. Reinventando la Educación

Lo último que he estado leyendo: Danza Educativa Moderna, de Rudolf von Laban. Me pierdo un poco en las notaciones de Laban, para representar el movimiento, pero me apasiona su logro de  plasmar la danza en una especie de “partitura”, como la de los músicos para leer sus composiciones.

Un poquito de historia: De origen húngaro, nacido en Bratislava en 1879, fue uno de los pioneros e iniciadores de las nuevas concepciones sobre el arte del movimiento expresivo y de la danza. Su obra se desarrolló primero en Alemania (1920) y luego en Inglaterra, país donde vivió hasta su muerte (1958). Intentó en todo momento comunicar y compartir sus conocimientos.

Dos son los sistemas complementarios que constituyen el pilar de su obra: la Labanotación y la Danza Educativa Moderna, también llamada Danza Expresiva, Danza Libre o Danza Creativa.

El análisis del movimiento de Laban, parte de su experiencia en escuelas de danza moderna, en Europa, allá por los años 40.  Según Laban “los aspectos expresivos y comunicativos del movimiento se pueden discernir, tomar nota y codificarlos utilizando las múltiples variables de las localizaciones espaciales y de los factores de movimiento designados como esfuerzo”.

Cuando dos personas comienzan a moverse, sus cuerpos se desplazan a través del espacio. La forma en que se mueven cada una es diferente, porque expresa estilos, historias de vida y personalidades diferentes. Estos aspectos cualitativos o dinámicos del movimiento se describen en términos de esfuerzo –a partir de la cual ha nacido toda una teoría.

En la teoría del esfuerzo se consideran 4 factores fundamentales: espacio, tiempo, peso y flujo.

Espacio: Directo (caminar recto) o flexible (caminar sinuoso)

Tiempo: Rápido (movimiento cuando por accidente tocas una estufa caliente) a lento (caminata sin prisa)

Peso: De fuerte (movimiento vigoroso y enérgico) a liviano (movimiento delicado y sensible)

Flujo: Contenido (cuando se camina con cuidado sobe rocas cortantes e irregulares) o libre (movimiento difícil de detener)

El esfuerzo –según Laban- se expresaba en 8 movimientos básicos: flotar, golpear o arremeter, deslizar, dar latigazos, palpar, retorcer, sacudir, empujar.

“Lo que se expresa a través del movimiento nunca puede expresarse con palabras, en un simple paso de baile, por ejemplo, puede estar presente una reverencia de la que apenas tenemos conciencia. Sin embargo, a través de ello, algo puede circular hacia nosotros y desde nosotros ir más allá”: lo dice Laban…

Laban es el primero en señalar la importancia de la danza en el mundo de la educación y la sitúa al mismo nivel que las otras materias. Defiende el movimiento como un arte fundamental por el que se educa la integridad del ser como unidad sensitiva, emocional e intelectual. Ofrece no sólo un terreno para descubrir y experimentar el movimiento, sino que propulsa un medio de formación, de expresión y de comunicación que favorece el espíritu crítico y las facultades globales del ser.

¡Qué te vaya bonito!


Síguenos en Facebook!!!

Escribe aquí tu dirección de correo electrónico y te mando lo nuevo que publique...

Únete a otros 210 seguidores

Puedes leer aquí:

Archivos

Conversando en twitter

Tu donación puede cambiar vidas

A %d blogueros les gusta esto: