Viva la Biodanza

Posts Tagged ‘ejercicios

La Biodanza puede ser una fuente muy grande de bienestar y placer. Algunas personas dirán que no es para tanto, algunas no reconocerán placer alguno en la práctica de la Biodanza. En cuanto a las opiniones, hay diversas y todas son respetadas.

Desde mi experiencia personal, resumo aquí los placeres confesables que me proporciona la Biodanza. Los que no puedo confesar, son también placeres, que intuyo existen y se registran en todo mi ser. Lo siento, lo vivo…, pero escapan a mi conciencia y no los puedo poner en palabras.

Como todo en la vida, los resultados que obtengas de la Biodanza, o de cualquier otra práctica cuyos resultados sean progresivos, depende del nivel de entrega, implicación y compromiso que seas capaz de generar con  dicha técnica o sistema.

–          El contacto: Existes como persona cuando otro tiene contacto contigo. Me gusta sentir que existo y existo porque los otros tienen contacto conmigo a través de la mirada, de sus gestos, de sus roces, de percibir una red de energía y esencia, de la inclusión en una rueda donde puedo mirarlos a todos en igualdad de condiciones.

–          La caricia: Una mano que se integra a tu piel, a tu cuerpo, y es capaz de darte placer e igualmente recibirlo. La gracia de la caricia es esa. Será caricia, mientras quién la da y quién la reciban vibren en una misma sintonía de intercambio de placer y sensaciones agradables.

–          La aceptación de los otros: no importa si eres alto, rubio, gordito, judío, discapacitado, directivo o inmigrante. En la Biodanza todos somos importantes, todos somos aceptados por un grupo. A este nido llegamos con nuestras limitaciones, nuestras habilidades y todo nuestro potencial. Compartimos lo mejor de cada uno de nosotros.

–          Danzo, luego soy: A través de la danza, nuestro cuerpo repite gestos que llevan miles de años en la memoria de nuestra espacie. Gestos de amor, adoración , paciencia, trabajo, gestos que ganan potencia con el movimiento expresivo; y luego ya convertidos en danza son una declaración de que existimos.

–          Respeto a la vida: Pájaro, árbol, insecto, rio…toda la maravilla que la Naturaleza ha creado y que existe es una fuente de gracia y celebración. En Biodanza nos sumamos a la música coral del Universo, y con un profundo respeto y amor damos nuestros pasos. Respetando y venerando cada forma de Vida, y cada elemento que la sustenta.

¿Cuáles son los placeres confesables que te proporciona la Biodanza?

¡Que te vaya bonito!

¿Qué haces en tu trabajo?

Sea cual sea tu labor, antes o después está una necesidad. Una necesidad humana que estás satisfaciendo. Agárrate a esa humanidad profunda que existe en tu trabajo, y trata de conectar a un nivel diferente con lo que haces.  Si este pretexto no te sirve, eres libre de construirte una razón.

Por otro lado, ve  a tus compañeros de trabajo como personas que están en el mismo barco que tú.   Acércate a ellos desde la comunicación auténtica y total. Una comunicación que implica trascender del amable “buenos días”. Busca en la secretaria, en el jefe, en el encargado, el mensajero, el comercial, la persona. ¿Sabes qué es una persona? ¿Cuántas oportunidades aprovechas para tener encuentros valiosos con las personas de tu trabajo?

Con esa persona comunícate desde tus miedos, inseguridades, pasiones, fortalezas y debilidades y verás cómo se abren posibilidades nuevas.

Un experimento: entra al trabajo con tu peor cara, como si estuviaras enfadado. Y verás en los otros un espejo de tu gesto. Entra con una sonrisa y verás a los otros sonreír, o al menos esbozar un gesto cómplice: frente más libre de arrugas, entrecejo no fruncido, comisura de los labios hacia arriba. Algo en ellos cambiará al verte. Algunos somos más empáticos que otros, pero nadie “sano” es capaz de sustraerse a la fuerza de las emociones de los otros.

Esto último lo he aprendido en las sesiones de Biodanza, donde llegando alegre, a veces he comenzado a llorar, porque veo una lágrima asomar a los ojos y la voz del otro.   Y también he sido testigo de cómo mi risa se multiplica, una risa que se extiende como las olas del mar de corazón a corazón.

¡Que te vaya bonito!

Me ha llegado este video a través de una amiga. Me he quedado sin palabras, con una extraña sensación en el pecho. Es una historia para compartir….

Saca tus propias conclusiones…

¡Que te vaya bonito!


Síguenos en Facebook!!!

Escribe aquí tu dirección de correo electrónico y te mando lo nuevo que publique...

Únete a otros 210 seguidores

Puedes leer aquí:

Archivos

Conversando en twitter

Tu donación puede cambiar vidas

A %d blogueros les gusta esto: