Viva la Biodanza

Posts Tagged ‘trabajo

Cada uno de nosotros quiere vivir una vida con un propósito, un sentido; pero, ¿por dónde empezar?

En este video Jacqueline Novogratz nos cuenta historias de personas que se han sumergido en una causa, una comunidad, una pasión por la justicia.

Son historias humanas de gran alcance y que nos pueden servir de inspiración. A mí me sirven.

¡Que te vaya bonito!

Hay algo más allá de levantarse cada día, ir a trabajar, comer, comprar, regresar a casa, comer y descansar y luego al siguiente día lo mismo y lo mismo.  Y el finde sublimar el placer con fiestas, alcohol, vida socialísima… 

Sí que hay algo mas allá, y está relacionado con las preguntas que algunos nos hacemos… ¿Por qué estamos aquí? ¿Para qué? ¿Cuál es el sentido de mi vida?

A través de la Biodanza , he encontrado un sentido para mi vida ahora en estos años… Y viendo a Rick Warren, el autor de “Una vida con propósito” , me he dado cuenta de que quiero vivir en plenitud, quiero crear, quiero arriesgarme, quiero soñar y contruir… no me conformo con sólo existir.

¡Qué te vaya bonito!

Si algo he aprendido en Biodanza es buscar el sentido de mi vida. A buscar coherencia en lo que pienso, hago y siento; a ser yo misma en cada sitio, contexto y grupo. La Biodanza ha influenciado incluso mi percepción del trabajo.  Yo vivenciando, escuchando a los otros y escuchándome he ido construyendo una percepción del trabajo que quiero compartir.

En nuestro trababjo podemos elegir entre buscarle activamente sentido o verlo como algo exterior a la vida real, que interfiere en nuestra intimidad. Si escogemos lo segundo, nos arrebatamos a nosotros mismos una parte importante de nuestra experiencia vital.

Si nos detenemos a pensar, y buscamos conectar con el trabajo desde un nuevo sentido, lo primero que tenemos que hacer es dejar de quejarnos. La queja nos satisface momentáneamente, e incluso nos hace ganar compinches frente a la máquina de café; pero en realidad, la queja es como un cáncer. Son palabras cargadas de energía que van minando nuestra experiencia vital.

La queja le quita sentido al trabajo y a las relaciones que establecemos en él. La queja nos hace perpetuar un estilo de vida victimista que nos convierte en seres indefensos.

Es importante ser conscientes de cuándo, por qué y de qué nos quejamos. O mejor aún, convierte cada queja en una frase positiva.  Entrénate en ello, muérdete lo labios antes de quejarte y reelabora el mensaje en positivo. Es posible.

Tal focalización en lo positivo -todo tiene algo positivo, incluso la muerte-, lo he aprendido poco a poco en las sesiones de Biodanza; donde, ponemos toda nuestra atención en lo bueno y lo saludable que hay cada quien. Y con lo que hay, construimos mejor… Construimos bienestar.

Piénsalo, pasamos de 6-8 horas de cada día, o más trabajando. Urge convertir esta actividad en algo más que una manera de conseguir un cheque a fin de mes. Si no le das un sentido a tu trabajo, lamento decirte que estás tirando a la basura 1/3 de cada día de tu vida.

Seguiré comentando sobre el sentido del trabajo. Esto es solo el comienzo.

¿Cómo vives tu trabajo? ¿Le encuentras sentido? ¿Cuál?

¡Que te vaya bonito!


Escribe aquí tu dirección de correo electrónico y te mando lo nuevo que publique...

Únete a otros 210 seguidores

Puedes leer aquí:

Archivos

Conversando en twitter

Tu donación puede cambiar vidas

A %d blogueros les gusta esto: